Compartelo con amigos

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Menú

Como enseñar a utilizar la bandeja de arena o wc al gato


Gato en wc o bandeja con arena.Una de las ventajas de tener a un gato como mascota es que son uno de los animales más cuidadosos con su higiene que hay. No hay que sacarlos a pasear para que hagan sus necesidades y es fácil acostumbrarlos a que utilicen la bandeja higiénica o bandeja WC.

Hay gatos que en poco tiempo pillan la idea de para qué sirve ese “cajón con arena” y prácticamente nosotros no tendremos que hacer nada. Pero hay otros gatos a los que les cuesta más acostumbrarse a utilizar la bandeja de arena y para estos debemos tener en cuenta algunos consejos que nos serán muy útiles:

La ubicación de la bandeja del gato

La debemos colocar en un lugar tranquilo, lejos del paso de gente y ruidos, de esta manera el gato se sentirá más cómodo y seguro cuando esté haciendo sus cosas. Hay que alejarla lo más posible de su plato de comida y agua porque, además de una cuestión de higiene, los gatos nunca defecan ni orinan cerca del lugar donde comen y beben. Hay que pensar muy bien en donde colocaremos la bandeja desde el primer momento para no moverla de sitio; los gatos son animales de costumbres y no les gustan los cambios. 

Una bandeja para cada gato

Si tenemos más de un gato en casa, es muy importante que cada uno disponga de una bandeja diferente. También es importante que las bandejas no estén en el mismo lugar una pegada a la otra porque cada gato necesita su espacio y no les gusta compartir.

Elegir un buen arenero o bandeja higiénica 

En el mercado hay diferentes tipos de bandejas para gatos, están las simples que como su nombre indica es una bandeja simple y están las bandejas cubiertas que proporcionan más intimidad al gato y que además evitan que el olor de heces y orines salga gracias a su puerta e incluso a los filtros que poseen algunas más sofisticadas. Los wc para gatos deben ser lo suficientemente profundos para poner una buena cantidad de arena y que el gato se sienta cómodo pero no demasiado alta para que no le resulte “difícil” entrar.

La limpieza de la bandeja higiénica del gato

Suena un poco contradictorio pero la bandeja debe estar muy limpia para que nuestro gato haga sus necesidades en ella. Son animales tan limpios y cuidadosos con su higiene que no la utilizaran si está sucia. Es importante retirar diariamente los excrementos de la arena del gato, para esta labor existen unas palas recoge excrementos específicas para ello muy útiles. La totalidad de las piedras o arena hay que cambiarla dependiendo el tipo utilicemos cada día en el caso de la aglomerante, una vez a la semana la arena normal y las perlas de sílice o silicagel una vez al mes. Esto es sólo una recomendación porque depende de nosotros y de nuestro gato cambiarla más a menudo. También hay que desinfectar la bandeja al menos una vez por semana con productos específicos que existen en el mercado o con agua caliente y lejía rebajada.

Arena para gatos o material absorbente para gatos 

Elegir uno de estos materiales para la bandeja de nuestro gato nos puede resultar algo sin importancia pero la tiene y muchaSilicagel o gel de sílice para gatos.. Al gato algunos materiales u olores no le gustan y de ser así no utilizarían la bandeja para hacer sus necesidades. Algunos materiales se pueden mezclar con la arena o piedras, como el silicagel para gatos, y además de ser de muy buena calidad y gustar a los gatos nos ayudan a mantener el mal olor a raya y absorben mucho. No hay que poner mucha cantidad de arena en la bandeja de nuestro gato porque a algunos no les gusta la sensación de que sus patas se hundan.

Cuando nuestro gato se acostumbre a hacer sus necesidades en su bandeja higiénica y mantengamos en práctica estos pequeños consejos, será muy raro si lo hace fuera de ella. En caso de que así fuera pueden existir varios motivos y debemos vigilarlo para asegurarnos de que se encuentra bien. A veces es sólo por marcar su territorio y para esto la castración ayuda bastante pero otras veces puede deberse a un problema de salud como infecciones en las vías urinarias o cosas más graves. Por esto, si nuestro gato cambia sus hábitos de higiene y aseo es conveniente vigilarlo y si persiste hay que llevarlo al veterinario para que descarte problemas de salud.

 

Go to top