Gatos sin pelo: el Sphynx, el Elfos y el Peterbald

Aunque comúnmente se les llame “gatos sin pelo”, esto no es totalmente cierto ya que su piel está cubierta por una capa de pelaje muy fino, cortoRazas de gatos: Sphynx o gato esfinge y continuo. Al ser este pelo tan fino es casi imperceptible para el ojo humano. Al tacto también nos será muy difícil de detectar, sólo notaremos que el gato tiene la piel muy suave debido a este manto de pelo.

Existen diferentes especies de gatos sin pelo o gatos pelados y la manera más sencilla para distinguirlos será fijándonos en la forma de las orejas ya que cada raza las tiene de una forma y tamaño determinada. Las tres más comunes son:

Los cuidados necesarios de los gatos sin peloRazas de gatos: Gato Peterbald

Por su carencia de pelo, la higiene y el cuidado de la piel de estos gatos requiere una mayor dedicación que la de los gatos con pelo. Son más propensos a las infecciones de piel causadas por pequeñas heridas y también a las quemaduras solares.

Para mantenerlos limpios siempre hay que utilizar productos apropiados sin alcohol ni productos químicos. Hay productos para la higiene como son las toallitas especialmente fabricadas para las pieles más sensibles y champús naturales que respetan y refuerzan la protección natural de la piel de estos gatos.

A las uñas hay que prestarles especial atención y mantenerlas cortas y limpias siempre. Una forma rápida e higiénica es utilizar cortauñas especiales para uñas de gatos.

Hay que protegerlos contra el frio y el calor. Son gatos muy hogareños y buscaran su lugar preferido en nuestra casa donde estar calentitos en invierno y frescos en verano.